lunes, 12 de enero de 2015

1901. Apertura calle de la Reina.

                        1870 Foto Laurent.



Aunque parezca lo contrario, la calle de la Reina no ha existido desde siempre en Pueblo Nuevo del Mar ni tampoco estuvo abierta al puerto desde su inicio.
Pueblo Nuevo del Mar estaba prácticamente incomunicado con Villanueva del Grao por una línea de edificios y almacenes que sólo se podían atravesar por las llamadas puerta del Canyamelar, Cabanyal y playa.


Detalle plano de Villanueva del Grao. 1856.

En 1840, el Bayle General (*) cree conveniente abrir una nueva calle en el Canyamelar y hacer el reparto del terreno a 124 vecinos. Se le denominará calle de la Reina en honor a Isabel II, que acababa de ser proclamada reina a la edad de 13 años.
Ante el aumento de tráfico de mercancías y el empuje del tranvía, el Ayuntamiento de Valencia se ve en la necesidad de dar a la calle de la Reina una salida al puerto. El 8 de junio de 1901 la Junta de Obras del Puerto acuerda una ponencia que se reúna con el Ayuntamiento para que resuelva la apertura de la calle de la Reina. El 13 de  junio el Gobernador civil de Valencia que se encontraba en Madrid se reúne con el Ministro de Obras Públicas para tratar el tema.  El día 14 de junio se firma la Real Orden sobre la apertura de la calle de la Reina.
El día 18 acudieron a la zona el Gobernador Civil, Alcalde, Comandante de Marina y el Presidente de la Junta para marcar el lugar donde se realizarían las obras del ensanche. El 17 de julio el diario Las Provincias que las obras iban con gran rapidez, los almacenes de obras del puerto se habían derribado y que la apertura estaba próxima. Los festejos se celebrarían del 19 al 21 de agosto.
El primer día amaneció con volteo de campanas y despertá, la calle estaba adornada con muchas iluminaciones de gas y electricidad. Al mediodía los vecinos se dirigieron a recibir a las autoridades al lugar donde se inaugurarán las obras realizadas, disparándose una traca que recorrerá las calles de la Reina y de San Rafael. Las autoridades acudieron en un convoy especial de la Compañía de Tranvías. Al llegar al teatro de la Marina se le entregó un artístico pergamino al Gobernador que decía “Al  Excmo. Señor D. Lorenzo Moncada, gobernador civil de Valencia, los vecinos y propietarios de las calles de la Libertad, San Rafael y Alameda, en prueba de gratitud y agradecimiento”. Después partieron a la terraza del balneario de Las Arenas donde se les obsequio con un banquete.
A las seis de la tarde empezó la fiesta de sociedad que se organizó en el teatro de la Marina adornado con guirnaldas de flores, convirtiendo el patio de butacas en un salón de baile. En la calle y hasta las 12 se encargaron las bandas de Veteranos y Patronato Obrero de los festejos de los vecinos.
Durante los dos días siguientes siguieron las celebraciones con cucañas, carreras de sacos, disparos de tracas kilométricas y castillos de fuegos artificiales, siendo amenizados por las dos bandas de Veteranos y Patronato Obrero.


(*) El Bayle General tenía a su cargo la administración del Real Patrimonio —de los bienes, derechos, rentas y regalías de dominio y titularidad real: aduanas, peatges, gabela de la sal,...— y de él dependían los bayles locales.

Fuentes:
Hemeroteca Municipal.
Archivo Diputación.
Biblioteca Valenciana.
Archivo Valantiga.