sábado, 1 de abril de 2017

Edificio Calabuig.

En 1902, Enrique Calabuig adquiere un pequeño local en la calle del Baluarte nº 3, un callejón cercano a la angosta calle Mayor del Grao y junto a la entrada del puerto. En 1906 también compró el edificio de la calle Navardera nº 13 para transformarlo en depósito y venta de hielo. 

 Foto propia.

D. Lorenzo Dionis reclamó en 1901 las reformas y mejoras de la calle de la Reina del Cabanyal (que ya se realizó) y la calle Mayor del Grao y así los que llegaran a Valencia por mar podría dejar de circular por la estrecha y sucia calle hasta llegar a la amplio y rectilíneo Camino Nuevo del Grao. Era agosto de 1905 cuando el Ayuntamiento crea las "Obligaciones amortizables de la Ciudad de Valencia", estos bonos servirían para, entre otras cosas, la reforma del barrio de Pescadores, construcción de la nueva fábrica de gas para alumbrado y 938,226, 84 pts. serían para la reforma y ampliación de la calle Mayor del Grao también se solicitó a la Autoridad Portuaria la cantidad de 125.000 pts. como ayuda de las obras, no fueron negadas como en otros casos que ya habían colaborado económicamente.

 1856. Antonino Sancho.

En febrero de 1906 se avisó a los inquilinos y propietarios de las casas, cuyas expropiaciones ya habían sido convenido, el inminente inicio de los derribos para iniciar las obras. Los derribos se iban sucediendo hasta durar tres años, en noviembre de 1907 llegaron problemas con las subastas del adoquinado y en la prensa se reclamaba que se obligase a realizar las construcciones, en marzo de 1909 se inició la subasta para las aceras y bordillos.

En 1906 Enrique Calabuig Torro contrata a D. Juan Bautista Gozálvez (Lonja de Pescadores, cooperativa Progreso Pescador "Casinet") para diseñar y construir un nuevo edificio en la calle Mayor del Grao. El 7 de enero de 1907 se inscribe en el registro de la sección de Fomento la solicitud de D. Juan Bautista Gozálvez, en nombre de Enrique Calabuig, la solicitud de la licencia de obras para construir un edificio en la calle Mayor del Grao y con fachada a la calle del Baluarte, según el diseño del plano adjunto.


Plano de alzado. A. H. M. V.

El 2 de febrero el Ayuntamiento reclama que se indique de manera precisa el lugar donde se sitúa el solar ya que el indicado en la solicitud parece no edificable por tener menos de ocho metros de profundidad. El 11 de los corrientes, D. Juan Bta. Gozálvez comparece ante el negociado de Policía Urbana para manifestar que el 26 de marzo del anterior año se autorizó que la expropiación de los números 4 y 6 de la calle del Baluarte fuesen parciales y por lo tanto edificable el solar resultante, así como el restante de la expropiación de la casa nº 92 de la calle Mayor del Grao, para el ensanche de la vía. Quedando la casa de la calle Navardera en la que no se hará obra alguna.

El día 17 el Ayuntamiento resuelve que tras escuchar al representante no haya motivo para negar la licencia de obras, siempre que se respeten la alineación y rasante oficial y previo pago de las tasas correspondientes y respetando las medidas de los miradores y del chaflán, resultando 3.875´94 pts. de arbitrios. A D. Juan B. Gozálvez le parece excesivo los arbitrios, acudiendo al Arquitecto Municipal para recordarle que el resultado de los solares es de una expropiación forzosa y que la parte de la calle Navardera no se iba a incluir en el nuevo edificio. Tras volver a examinar los documentos resuelven que la obra dará a una calle de 1ª clase y que una parte del edificio podrá ser para su venta, por lo que el 23 de julio se concede la licencia previo pago de los arbitrios que ya había anunciado el Arquitecto Municipal, pagándose el 17 de febrero de 1908.

http://postalesdevalencia.blogspot.com.es/2014/03/avenida-del-puerto.html

A la conclusión del edificio Enrique Calabuig abre un cafetín por la calle del Baluarte quedando en la calle Mayor para la instalación de una fábrica de aguardientes, poco tiempo después quitaría la fábrica para ser ocupado todo por bar-cafetería.

Durante la guerra civil cerró el negocio y se realizó el nuevo plan de ordenación urbana del Grao, se limitaron nuevas líneas entre la Junta de Obras del Puerto, Aduana, Astilleros y Grao, y se formalizaron las nomas para las nuevas líneas de las esquinas y calles cercanas al puerto. Se salvó el edificio y se perdió el Gran Hotel del Puerto. En 1945 pasó a ser regentado por Manuel Sobrino. 




A Irene por su cumple.